La Milla Extra

Acostúmbrate a dar el máximo en todo.  Acostúmbrate a dar la milla extra.  Ese es el éxito de lograr subir de nivel en cualquier área de tu vida.  Lograr más que lo que hiciste el día anterior.

Una vez logras alcanzar un nivel de rendimiento en tus ejercicios, ya es hora de pasar de nivel, de dar la milla extra, para que te demuestres a ti mismo que siempre puedes hacer más.

La milla extra es lo que yo llamo: “ganancia”.  Cuando un cliente me dice que se pasó de las repeticiones que yo le ordené hacer y realizó un poco más, yo le contesto que eso fue Ganancia de Salud.  Y es que, si tú te has demostrado a ti mismo que puedes dar más, porque vas a dar menos.  Porqué conformarnos con menos, si podemos dar más.

Dios creó el cuerpo humano de manera tal que es una máquina perfecta y maravillosa.  Responde a lo que le ordenemos, y si no responde, tenemos el poder del conocimiento para lograr que responda.

A medida que vamos acostumbrándonos a una rutina de ejercicios, nuestros músculos desarrollan “memoria muscular”.  Reaccionan automáticamente a cada movimiento que le obligamos hacer cotidianamente.  Entonces cuando damos la milla extra estamos obligando al cuerpo a ser más resistente, más fuerte y mejor acondicionado.

Siempre le doy la oportunidad a mis clientes de que den la milla extra en cada ejercicio que realicen.  Si pueden hacer un poco más, mucho mejor.  Así se sienten comprometidos a auto-demostrarse que pueden.

La milla extra es la que precisamente hace que quememos esa ½ librita más de grasa.

La milla extra es la que nos enseña que sí podemos dominar el ejercicio y no el ejercicio a nosotros.

La milla extra es la que nos trae una sensación de placer y felicidad luego del entrenamiento porque nos sentimos más fuertes y poderosos que antes.

Por supuesto que no podemos nunca abusar del cuerpo, pues todo en extremo no es bueno.  Pero si hoy caminaste 25 minutos en el parque, de seguro que mañana puedes caminar 30 minutos.

¡Si ya comenzaste a realizar un día a la semana de ejercicios, muy bien!!! Algo es algo.  Para quedarte en casa haciendo nada, inactivo, por lo menos haces algo.  Pero la próxima semana puedes realizar dos días de ejercicios y luego más adelante 3 días, hasta que lleves al cuerpo a ejercitarse 5 días por semana.

Los grandes atletas de alto rendimiento no comenzaron haciendo mucho.  Comenzaron poco a poco y un día a la vez.

Así que no te conformes con menos que siempre tratar de dar la Milla Extra.

Por: Daisy Alemañy

Formulario de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Mi Esposo José

Mi Esposo José